martes, 6 de enero de 2015

conduciendo hacia lo que venga

Tenía pensado otro post para hoy. Bueno, o para hace unos días. Un post para empezar el año, vaya.
Pero luego me di cuenta, mientras iba conduciendo como de costumbre. Creo que la mitad de mis post y desde luego la mayor parte de los que son un poco más decentes han sido concebidos al volante de mi querido coche. Quizás sea porque conduzco mucho, claro. Quizás porque es un momento en el que pienso con mucha claridad. Y en el que me abro mucho a mí misma. Me creo que mi coche es una especie de cápsula de vacío, una campana de invisibilidad. Me creo que ahí dentro nada ni nadie pueden verme, ni oírme, ni tocarme, ni juzgarme. Soy más libre dentro de ese pequeño y sucio espacio que si volara en ala delta. Y ahí estaba, la Noche de Reyes, volviendo a mi casa de madrugada y escuchando a Bruce Springsteen. La canción The River siempre me devuelve a mi adolescencia. Así, pum, de golpe vuelvo a estar sentada en un pupitre del instituto, con mi compañero favorito tratando de traducirla como ejercicio de inglés. Y ahora, joder, hace media vida de aquello. Mi compañero de asiento vive en un país exótico y es profesor de yoga. Y el Boss hace ya 65 años que nació en USA.  Curiosamente, a veces siento que las cosas no han cambiado tanto. Aunque luego mire a mí alrededor y vea que sí. Es raro.
El caso, que de pronto me di cuenta de que no quería escribir el post que tenía pensado para empezar el año. Porque a pesar de estar en cambio constantemente, el 2014 ha sido un año de esos que no te dejan ni frío ni calor. Y no termino de asumir que se haya acabado. Ha sido tan sumamente rutinario, que no tengo claro cuando empezó ni cuando se ha terminado. Como cuando haces lo mismo todos los días y no sabes si es lunes o sábado. Y lo cierto es que te da lo mismo. Pues algo parecido. Ha sido un año en el que no he tenido grandes problemas ni grandes disgustos, pero tampoco grandísimas alegrías. No he dejado plantado a ningún novio, no he recuperado a ningún ex, no me han propuesto matrimonio, no he dejado todo y he salido corriendo. No me he levantado con la terrible sensación de preferir morir que seguir con la vida que llevo. Pero tampoco lo he hecho pensando que era la persona más afortunada del mundo y que tenía la oportunidad de hacer algo grande. No. Sólo he seguido viviendo y conduciendo. Día tras día, sin excesivos sobresaltos. Y aún no he decidido del todo si eso me gusta o me aterra.
Sea como sea, ha llegado el 2015. Y aún le miro de reojo, porque no me fío mucho de los desconocidos. Pero de momento parece que me quiere caer simpático. Y no le tengo miedo. Porque seguiré firme al volante. Esperando que no cambie lo que no tiene que cambiar. Y que quizás, lo que sí tiene que cambiar por fin lo haga.
Meteré primera, subiré la radio y aceleraré un poco. Lo justo para que el motor ronronee como a mí me gusta. Encenderé un pitillo y bajaré la ventanilla para que me dé el aire. Y seguiremos hacia delante.



18 comentarios:

  1. Mucha suerte y buen viaje, entonces :)

    ResponderEliminar
  2. The river... qué gran canción.
    Tu 2014 y el mío han sido totalmente opuestos.
    Que sigas conduciendo en tu cápsula aislante y nos lo cuentes.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu 2014 ha molado bastante y ha terminado muy bien con una pequeñina nueva en casa :)

      Eliminar
  3. Tienes buenos gustos musicales y buenos propósitos para el 2015, espero que tengas mucha suerte. Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Debes de pensar que el 2.015 es el año de la "niña bonita" (no se si por allí se le llama así al número 15) y como nosotras somos niñas y bonitas...este va a ser nuestro año!! Lo vamos a quemar de tanto disfrutar!! Ánimo!!

    Kiss

    La Estupenda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. seguro que tienes razón y espero que así sea para las dos y que lo pasemos como enanas todo el año, que nos lo merecemos!! :)

      Eliminar
  5. A mí también me gusta conducir. Y si no fuera por el precio de la gasolina, no me importaría estar dando vueltas con el coche a todas horas. Hay muchos psicólogos que después de ejercer 20 años o así, cambian de oficio, y yo si cambiara, quizá me haría transportista. Con una furgona dando vueltas repartiendo paquetes. Creo que sería feliz. Que este año te sonrian las musas!!
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo lo de transportista no lo veo porque en Madrid ir con hora y parar en sitios complicados no mola tanto, jejeje, pero conducir porque sí... ojalá fuera gratis!! :)

      Eliminar
  6. Sé a lo que te refieres: esos años en que no te piden matrimonio parece que quedan un poco aburridos. ¬¬

    ¡Feliz 2015! :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja!! Yo es que si no me piden matrimonio de vez en cuando como que no me aprovecha el año :DDD
      Feliz año!!

      Eliminar
  7. Mis sensaciones son parecidas con 2014... jaja No me enterado de qué es lo que ha pasado. Simplemente quedó ahí. Año en el que terminé la carrera y poquito más.

    The River... siempre me ducho con Springsteen... y nunca salgo del baño sin que haya sonado The River... y si no ha sonado, la pongo aparte :p

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son esos años de tránsito... espero que el 2015 sea mucho mejor para ti también :)
      Y el Boss es mucho Boss... Me alegro que te duches con él. yo depende del día me ducho con uno o con otro, soy así de frescales, jajajaja

      Eliminar
  8. Yo misma escribí un post ambientado en tu coche, año y medio atrás :D

    Besis de fresi y frambuesi

    34+3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi coche ha dado para unas buenas aventuras :)

      Eliminar
  9. Cuantos recuerdos me han evocado esta entrada.
    Ir en coche cada día y como disfuta a conduciendo pensando y escuchando música. The River, no me gusta Bruce pero en aquella época tenía un novio talifan y quería que gustara si o si... Esa fue de las pocas que me gusta y mucho.
    Mi 2014 ha sido sosito...
    Espero que este 2015 tenga una pizca de intriga, un poco de pasión, y muchas risas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. seguro que el 2015 será más interesante y lo pasaremos bien :)

      Eliminar

Estás aquí, has leído... así que comenta hombre ya!!