martes, 13 de marzo de 2018

Las peores técnicas policiales del mundo


Desde que dije que había escrito una no-novela, todo el mundo (o sea, los cuatro o cinco lectores que tengo) me han dicho que les gustaría leerla. Genial. Sólo tengo que convencerlos de que me paguen mil euros cada uno para que el asunto sea medio rentable y pueda al menos hacer un viajecito.
En fin, de verdad que cuando lo conté fue porque me sentía orgullosa de haber terminado un proyecto por una vez en la vida, no porque realmente quiera que la gente me haga la bola y me diga que anda, que me anime, que publique y que blablá. No es mi rollo. Si alguna vez escribo algo que crea que merece la pena lo publicaré y lo diré y punto. Incluso puede que lo reparta gratis si realmente creo que mola leerlo, como publico gratis mis mierdas en el blog. Pero en este caso no es así. He leído lo suficiente como para saber cuando algo es bueno y cuando no. No es falsa modestia, no es buscar el halago, no es nada de eso. Es que no escribo lo bastante bien y no tengo suficiente ego como para publicar una patata y esperar que alguien lo lea.

Lo mejor de todo ha sido hoy, que me ha llamado mi amigo Poli. Aún me sorprende tener un amigo policía. Y aún creo que o es el peor policía del mundo (que yo diga esto es un halago. Un halago extraño, pero un halago) o que tiene dos caras. Eso no sería raro, yo no soy la misma en el trabajo que en mi vida. Mis compañeros que creen que soy un tanto fría y distante, que tengo mal pronto y que estoy medio loca, alucinan porque en cuanto salgo por la puerta del despacho me deshago en mimos con los abuelos, les doy besos, les hago bromas y no pierdo nunca la paciencia. Igual mi amigo Poli es así. No lo sé. Y espero no tener que comprobarlo.
El caso es que me ha llamado con la perra de que quiere leer mi no-novela. Le he dicho que no. Y he empezado con sus técnicas de interrogatorio propias de un policía tipo “porfa, porfa, porfa, anda, porfiiiii”. Como eso no ha funcionado, ha intentado buscar un punto débil en mi argumentación. Si a mí me da vergüenza enseñar mi novela, él podría hacer algo vergonzoso a cambio. Ha pensado un segundo y me ha dicho “puedo leerla desnudo”.
He soltado una carcajada de tal magnitud que he despertado al pobre Ron, que intentaba dormir la siesta en mi regazo apaciblemente. La verdad es que no me planteo que nadie lea lo que escribo, pero que lo lea desnudo es más de lo que puedo imaginar sin entrar en shock.
Como eso tampoco ha funcionado, más que nada porque no quiero un culo peludo en mi sofá ni me apetece ver a nadie desnudo, ha decidido negociar. Y espero que nunca sea policía de esos que negocian con secuestradores o atracadores de bancos o estamos perdidos. Ha empezado porque le dejara leer un par de capítulos. Ha bajado a uno. Luego me ha intentado sobornar diciendo que está fuerte y podría hacerme un dirty dancing (lo de levantar por el aire, ya sabéis). 15 minutos de lectura y tres o cuatro dirty dancing. Sin que yo dijera nada, ha bajado a 10 minutos de lectura e infinitos dirty dancing. Mientras yo me reía, ha ofrecido dirty dancing gratis, sin leer ni nada. Luego lo ha pensado y me ha pedido leer durante 5 minutos. Y al final se ha rebajado a sí mismo a leer lo que yo le diera, lo que fuera. Y eso, con infinitos dirty dancing.
Me le imagino hablando con los atracadores de un banco “¿Queréis tres millones de euros? ¡Os doy cuatro! ¡No, cinco! Y un avión privado para huir. Y podéis llevaros a los rehenes. ¡Seis, seis millones! ¡Y que alguien les mande unos bocatas de tortilla mientras se lo piensan, rápido!”

Total, puede que Poli sea el peor negociador del mundo. Puede que no sea muy bueno interrogando. Puede que ni siquiera me pueda levantar por el aire a lo dirty dancing y sea una vacilada suya. Pero es un amigo estupendo. Puede que el mejor amigo que tengo ahora mismo. Es noble, leal y puedes contar siempre con él. Me ayuda, me escucha, me hace reír. Me cuenta cosas, me comprende y a veces viene a mi trabajo para tomar café conmigo. Me da unos abrazos estupendos. Le puedo contar todo. Podemos debatir de machismo y acepta sus privilegios y quiere aprender a ser mejor. Y lo pasamos bien juntos. Y aunque nunca se lo diga, es guapo y tiene unos ojos verdes preciosos. Poli mola, mola muchísimo. Y me alegro mucho de que se cruzara en mi vida porque nunca viene mal un amigo que esté del lado de la ley. Y porque me temo que al final me convenza y sea el único lector de mi no-novela. Y porque espero que después de leer ese truño que he escrito siga pensando que soy guay, que escribo bien y me haga un dirty dancing.

P.D. Poli, esto no es que esté segura de dejarte leerla, es sólo que lo estoy considerando. Pero lo demás es cierto. Lo sabes, porque nos lo decimos todo, pero a veces está bien escuchar o leer las cosas en público. Eres el mejor amigo del mundo. Y tienes tu novia y tu niña, y yo tengo mis propios asuntos, pero como somos gente sana mentalmente lo puedo decir bien alto: te quiero, te quiero muchísimo.

14 comentarios:

  1. a ver, entiendo que puedas tener tus razones para no querer hacer pública la novela, aun sabiendo que las reacciones de la gente serían muy positivas. el autor de una creación no la valora igual que el resto de la gente. a mí algunos posts antiguos de mi blog también me parecen una mierda aunque tengan tropecientas mil visitas. o, salvando las distancias, un grupo puede detestar una canción suya aunque haya sido un gran éxito, como les ocurre a r.e.m. con 'shiny happy people'.
    para ser negociador hay que tener un talento especial. supongo que se trata de que todas las partes ganen, y eso no es fácil. en cualquier caso, tu amigo es un tío suertudo. :)
    besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que a veces somos nuestros peores críticos, pero me sigue dando vergüenza... creo que por eso no podría ser famosa! :D

      Eliminar
  2. Igual si se tiñe de pelirrojo... :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que en este caso no le valdría XD

      Eliminar
  3. Osea me parece fatal! Así que como yo no te puedo hacer un Dirty Dancing (podría pero me dejaría la espalda fijo, y no porque tú peses mucho, que sé que es todo lo contrario, sino porque yo soy torpe de nacimiento y me haría daño yo y te estamparía a ti contra el suelo) y no me tienes ahí cerca para ser tu amiga y tomar café ya ni me consideras para leerla. Pues muy mal. Podría decirte que eso es beneficio machista de un hombre contra una mujer pero no lo haré porque no soy tan retorcida.
    Ah y yo no tengo los ojos verdes pero los tengo azules y no soy poli pero soy una psicóloga muy buena, no te vale??????

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes unos ojos preciosos, sí, pero en este caso no te sirven para convencerme, jejeje.

      Eliminar
  4. También te puedo hacer paella y browni de postre. Y canto la Macarena mientras la leo
    Ahí lo dejo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de la paella hace que ganes puntos ;)

      Eliminar
  5. Oye, que no pretendía hacerte la pelota ni estaba dispuesta a sobornarte con nada... Sólo dije que me gustaría leerla (y me gustaría, en serio) pero respeto tu decisión de no hacerla pública.
    En cuanto a tu amigo, sea poli o no, es un tesoro tener amigos así, que te arrancan carcajadas capaces de despertar a un gato. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sé que no era lo que pretendías, ni seguramente nadie... al contrario, lo que quería decir es que no es lo que yo buscaba, que hay mucha falsa modestia por ahí y me repatea.
      El Poli es bien majo aunque sea poli y yo creo que es de las personas que más me hacen reir. Y eso es lo mejor del mundo!

      Eliminar
  6. Si se lo dejas leer al poli me lo tienes que dejar a mi también!! Y si hay que hacer un Dirty dancing te lo hago que yo creo que eres peso pluma y podría contigo. Porfi porfi porfi.
    Y no es peloteo ni que crea que eres el próximo Nobel de literatura, pero creo que me gustaría lo que escribas, sea bueno o regulero.
    Así q recuerda que si el poli te convence voy en el pack.
    Besos

    (Pssst, poli, tienes que lograrlo tío, sigue como vas que vas bien)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja! Ese autoincluirse en el pack me ha gustado mucho. Si al final me convence, te tendré en cuenta en el grupo de lectores de prueba :)

      Eliminar
  7. Pues no se, bien mirado lo mismo si es un buen negociador. Para empezar, te lo estás pensando, (que no es moco de pavo), y además ¿y si el bailecito a lo dirty dancing es el deseo recóndito de algún caco y no se le había ocurrido a nadie pensarlo?. Yo a eso, le veo futuro. :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo había pensado así... Igual sí es un buen negociador y nos está engañando a todos! :D

      Eliminar

Estás aquí, has leído... así que comenta hombre ya!!