domingo, 25 de mayo de 2014

Hablo de lo que no hablo

Cualquiera que me conozca ya lo más mínimo sabe que lo que digo es porque lo pienso. Eso no significa que diga todo lo que pienso. No me gusta la gente que presume tanto de ser sincera y que se escuda en ello para ser una borde y una maleducada. Hay un filtro estupendo antes de abrir la bocaza que es el cerebro y discierne (o debería discernir) lo que hay que decir de lo que realmente sobra.
Por eso hay cosas de las que prefiero callar o al menos ser discreta. Y más en días como hoy. Por ejemplo:
Que me alegro de que el Madrid haya ganado la Champions. Pues sí, me alegro, pero con matices. Hubo cosas que no me gustaron y creo que el Atleti fue un rival más que digno. Y creo que el que yo me alegre de una victoria de mi equipo no me justifica para humillar o insultar a personas que sean de otro. Me sienta como una patada cuando gana el Barcelona o cualquier otro y lo primero que hacen es decir “merengones hijos de puta” y de ahí para arriba. Oiga, alégrese de lo suyo y déjenos tranquilos a los demás. No veo necesario hacer sangre del contrario para sentirse más grande. Y por supuesto yo no lo voy a hacer ni ahora ni nunca.
Que me la pelan las elecciones europeas. Pues sí, me la pelan mucho. Y estoy hasta el coñísimo de los que te ponen a parir si no votas. Lo dije una vez y no me voy a recrear demasiado en ello, pero el derecho al voto es por propia definición, derecho, no obligación. Y que yo pelearía y me dejaría la vida defendiendo ese derecho, por supuesto. Porque creo en la libertad por encima de todas las cosas. El problema empieza cuando esas libertades se imponen, porque pierden todo el sentido. Que ellos dicen que la política se aprovecha de quien no vota, pero yo creo justo lo contrario. Si no votara nadie, pero nadie, se les caía el chiringuito. Total, que yo defiendo el derecho al voto, y me parece estupendo quien lo haga, pero que me dejen tranquila y dejen de atosigarme y de darme charlas moralistas porque me las paso por el forro de las bragas.


Y así podría decir unas cuantas cosas más. Porque al parecer hoy es el día de tener que callarme ciertas cosas en pos de la buena educación. Pero me hastía el asunto y llega un punto en el que salto por cualquier sitio. Que yo suelo ser educada, poco extremista y respetuosa… pero que tampoco se me busquen las cosquillas no vaya a ser que se me encuentren. Coño, que no se me toquen las palmas que me conozco.

13 comentarios:

  1. Toda la razón. Ser sincero no implica tener que decir siempre todo lo que se te pase por la cabeza. Hay veces que por diplomacia es mejor callar.

    Yo soy del Madrid (tampoco es que sea forofa pero bueno) pero, qué quieres que te diga, me dio hasta pena que no ganara el Atlético. Es que se lo merecían.

    A votar tampoco fui. Como dices, es un derecho y lo bueno de un derecho es la libertad de poder ejercerlo o no. Un besote, guapa!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tampoco yo soy forofa y también me dio penilla, pero oye, unos ganan y otros pierden, podría haber sido al revés. No es malo alegrarse, es malo hacer daño al contrario. :)
      Estamos de acuerdo, pues. Un beso!!

      Eliminar
  2. Cierto es, ser sincero no está reñido con ser maleducado. Nada que ver, aunque a veces las verdades duelen y se confunden con mala folla. Pero bueno, eso ya, es harina de otro costal.

    Soy del Barça. Quería que ganara el Atlethic por una cuestión de rebeldía contra el Madrí. No fue así, pues vale, enhorabuena a los premiados. ODIO la mala educación y en el fútbol la hay a borbotones. Los hay quién buscan el insulto, eso también es cierto, pero los que ganaron y lo celebraron sin meterse con nadie, pues oye, ole ellos. El insulto gratuito me sobra. Siempre.

    En cuanto a lo de votar... ains. Yo sí voté. Y sí pedí que la gente saliera de sus casas a votar aunque no regalé moralina ni señalé con el dedo porque no me va y porque se que no voy a conseguir nada.
    Creo que votar es derecho y un poco obligación Ea es mi postura (por la que yo sí fui a votar) porque creo que no haciendo nada se consigue menos o cuanto menos, no se consiguen cambios y desde luego, o cambiamos o esta gente se come nuestra jubilación y nos vamos a la mierda pero de verdad, de retroceso cultural absoluto.
    Igual es una forma de concepto de ver las cosas, para mí no votar significa hacerles creer que estamos bien como estamos. ¿Estáis bien? ¿Sí? ¿La familia bien también? Pos entonces, fenomenal. :)
    Lo mio es una posición egoista: Me da un canguelis que flipas que privaticen sanidades y no tengamos, cuando seamos viejos, una mala pastilla que nos salve de una neumonía. O que, si tengo hijos, no pueda pagarles el cole... no se, me da miedo el futuro con estos crápulas en la política.
    Pero es mi opinión y como tal, ejerzo lo que creo que es mi única forma de intentar cambiar algo. Es eso o liarnos a tiros y yo soy pacifista, so... hala.

    Perdón por el rollo.
    Besicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver, yo respeto tu opinión y la de cualquiera, por lo que pido que se respete la mía. Igual es egoísmo, pero lo pienso así. Y no, yo no voto, yo lo veo de otra forma. Ahora bien, repito que me parece necesario el derecho en sí. Es un tema espinoso, la política calienta las cabezas y yo prefiero no meterme en ciertos fregados.
      Ahora bien, en lo del fútbol estoy de acuerdo. Eres del Barsa, pues bien. Y quieres que gane el Atleti o quien sea, pues bien. Me parece perfecto. Lo que no me gusta es quien falta al respeto por que sí, porque quieren. No se lo tolero ni a los de mi equipo, me parece feo y de mal gusto. Hay que saber perder y sobre todo, saber ganar. Creo yo, vamos.
      Y no te disculpes, vivan los comentarios largos!! :)

      Eliminar
    2. Para mí el problema empieza cuando la gente deja de ir a votar porque "menudo coñazo". O porque buf, con lo bien que estoy en el sofá. Lo siento, no puedo evitarlo, "me se llevan" los demonios. Que no votes por convencimiento, vale. Que no votes por perrería, mecagüendios. Y eso es así, en mi.
      Libre eres de hacer lo que te rote, claro, pero no puedes quitarme (genérico, no hablo de ti especificamente Naar) mi derecho a cagarmentoloquesemenea por la gente que no va a votar por perrería. Y encima, se quejan luego de que hay que ver, cómo va el país... y luego les dices...ok, no votas... ¿qué hacemos entonces para solucionar todo esto? Y te responden, cágate lorito, "ah pos no se, ¡Liarnos a tiros!"
      Te cagas.

      En fin, tema peliagudo, sí. Peliagudo y dificil.
      Por suerte nosotros somos gente bien educada y eso da muchísimo gustico, independientemente de nuestras distintas opiniones :P

      Besos!

      Ps, Que los dos spidermans estemos de acuerdo mola. Viva la coherencia! (Tarambana, va por ti :P)

      Eliminar
  3. Ps. ande pone ser maleducado, es educado, claro... ais! Meliao! Perdón! :P

    ResponderEliminar
  4. En primer lugar: estoy muy de acuerdo con Fle.

    En segundo lugar: yo tampoco estoy a favor de las moralinas y por supuesto que cada uno debe votar o no votar según le apetezca.
    Dicho esto, no creo que tenga nada de malo decirle a los demás cuál es tu posición e incluso intentar convencerles con argumentos (y sin ser cansino). No creo que nadie deba sentirse atacado o atosigado cuando otra persona expresa una opinión contraria o cuando debatimos.

    No sé con que gente habrás hablado de estos temas, así que hablo desde el desconocimiento. Pero, salvo que hayan sido muy cansinos (y entonces comprendo tu cabreo), no creo que debas enfadarte.

    Yo sí creo que es muy importante votar y que la manera más práctica de cambiar algo a mejor (aunque sea poco) es votando, pero si tú no lo ves así tampoco creo que sea motivo para que nos enfademos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojo, que a mí me encanta el debate. Soy una conversadora nata... Pero si hay mucho moralista y mucho coñazo que lo que quiere es convencerte porque su idea es buena y punto. Y eso no me gusta. Discutir (en el buen sentido) todo lo del mundo y más. de hecho, yo no digo que tenga razón ni muchísimo menos. Y jamás de los jamases dejo de ser amiga de alguien o me enfado por temas de política, de futbol o de religión... siempre que el otro también esté dispuesto a respetarme y a aceptar como soy. Suena a tópico, pero tengo amigos de todas las ideologías y me gusta, compartimos y aprendemos de los otros. :)

      Eliminar
  5. Hola de nuevo!!!Siiii, lo seee, he estado más perdida que un pulpo en un garaje...lo siento :(
    Pues yo no soy muy de futbol pero me dio penilla que perdieran los del Atlethico...
    Y estoy contigo que el voto es un derecho y no una obligacion, yo si voto porque creo que es la forma de dar a conocer nuestro descontento( o no) con la politica y que es una de las formas de cambiar lo que queremos cambiar...pero cada uno que haga lo que le de la gana!!!no??
    Besitos guapa!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombreeeee!! Yo que pensé que estabas en una playa del Caribe porque te había tocado la lotería!! jejeje.
      Lo del Atletico dio penilla, lo sé, yo misma aunque madridista tenía el corazón un poquito partido y no creo que el resultado fuera justo.
      Y mientras haya respeto, yo valoro mucho quien vota por convencimiento :)
      Un beso!!

      Eliminar
  6. Totalmente de acuerdo contigo, incluido lo de votar. Estos temas de política o religión son escabrosos, pues todo mundo tiene una opinión y cree tener la razón. Algo que me molesta de este tipo de conversaciones es que quieran darme discursos, creo que la gente debe aprender a respetar y identificar cuando sus opiniones no son requeridas y no me vale el argumento de que es por crear conciencia, pues entonces resulta además, una falta de respeto a mi inteligencia y educación ¿Quién le dice a los demás que mi decisión no es informada y plenamente consciente? pero sobre todo ¿Quién los ha nombrado los educadores de los demás? Respeto las opiniones vertidas en un blog, periódico, pagina de Facebook, etc, porque yo elijo leerlas o no. Claro que me interesa conocer las opiniones de los demás, pero cuando eso ocurre soy yo la que pregunta. Estoy de acuerdo que todo mundo tiene derecho a expresar su punto de vista, por mi esta más que bien, si quieren que hagan marchas, peguen carteles, repartan folletos o lo que mejor les parezca para dar a conocer su postura, pero lo que no acepto es que quieran venir a sermonearme, a intentar darme lecciones de política y civismo, ponerse de ejemplo o algo por el estilo, porque sé leer, tengo experiencia y soy lo suficiente inteligente como para tener una opinión propia. Solo eso. Además, estoy convencida de que la mayor parte de las personas que dar lata con esos temitas son las que se creen que están por encima de los demás en inteligencia y/o educación, como quien dice, más que otra cosa es puro postureo. Puff, me emocioné, xD. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Poco que añadir, no se puede explicar mejor de lo que has hecho tú!! :)

      Eliminar

Estás aquí, has leído... así que comenta hombre ya!!