jueves, 2 de febrero de 2017

La maternidad (o no) es una elección

En este blog la maternidad, o la no maternidad más bien, ha sido un tema recurrente. Mi elección personal de no ser madre influye en muchas opiniones que doy o temas de los que hablo. Y además yo no me escondo, es algo que he tratado siempre de tomar con naturalidad. Porque aún hay mucho tabú con el hecho de que una mujer decida no hacer lo que se espera de ella. Y decir que no vas a ser la esposa de nadie ni la madre de nadie es terrible. Una mujer no es nada ni nadie hasta que no la completan otros seres humanos. Hasta que no eres “de”, señora de, madre de. Y mira, no me sale del chumino.
Ahora bien, dicho esto, yo respeto mucho las maternidades ajenas. Me parece estupendo que fulanita tenga cuatro hijos con treinta años. Me parece estupendo que menganita quiera tener dieciocho vástagos y montar un equipo de rugby completo con suplentes y todo. Incluso hago un esfuerzo y consigo respetar a las que dicen que ser madre es su mayor ilusión, su mayor deseo, su mayor realización y su objetivo en la vida. Me cuesta, pero venga, va, lo respeto también.
Y yo no voy a darle la chapa con mis ideas, mis creencias y mis opiniones a nadie cuando me dice que quiere tener hijo o que se ha quedado embarazada. No voy a mis amigas y les digo “¿Como? ¿Otro niño? Pues vaya lío, con el dineral que cuesta mantener a los hijos, lo que te cortan las alas y el coñazo que dan. Y lo mal que lo pasas luego si se ponen malos o algo. Porque mira, yo esa responsabilidad ni loca, eh?”. Cosas, que por cierto la gente te dice cuando adoptas un gato o un perro. Gente que te dice que un tatuaje no, que es para toda la vida pero firman hipotecas a cuarenta años. Gente que te dice que un perro es una responsabilidad enorme pero que quiere tener hijos. Gente que hace cosas raras y encima me mira como si yo fuera la loca. Idos a pastar, por cierto.
En fin, que me desvío.
Iba a decir que el hecho de que yo no quiera tener hijos no hace que no apoye, anime y ayude a mis amigas que sí los tienen o los quieren. Porque me parece una decisión y una opción tan válida como la mía. Igual, no mejor o peor.
Yo no quiero hijos porque no me gustan los niños, me aburren, me parecen tediosos, me dan asco y me incomodan muchísimo. Un ratito pues bueno, sobre todo si no tengo que darles de comer, pero luego con tu madre. No me gustaban ni cuando yo era una de ellos, como para aguantarlos ahora. Además, no me gusta la vida que se te plantea cuando tienes hijos. Es así de simple, no me gusta la vida de padres. No me gusta tener que atenderles a todas horas, no me gusta tener que cambiar mis hábitos, no me gusta ir a parques, actuaciones, películas y toda clase de actividades infantiles. No me gusta tener que socializar con otros padres. No me gusta centrar mi vida en un mocoso. No me gusta renunciar a muchas cosas para ser una buena madre. No me gusta dejar de ser yo para ser mamá.
Por estas razones fundamentalmente (aunque hay más, como que pienso que este mundo es una mierda o que la sociedad está enferma o que simple y llanamente sobran humanos en el planeta) no quiero tener hijos. Nunca he querido porque no he sentido esa “llamada”, ese instinto o lo que sea. No es para mí, es algo ajeno a mi persona. Pero de todos modos, cuando pasé mi crisis de los 27, le di vueltas. Porque no me gusta la maternidad a edad avanzada y quería saber si realmente era lo que elegía para mi vida o si quería cambiar de idea, cosa muy lícita, por otra parte. Me estudié mucho y le dí muchas vueltas. Y es una decisión muy pensada, muy meditada que tomo profundamente convencida. Y conozco los inconvenientes, ojo. Sólo que no son el tema hoy.
Con todo este rollo patatero, quiero decir que me deja un poco con cara de ajoporro la gente que tiene hijos y luego se asombra, o se lamenta o cosas por el estilo. ¿Pero qué cojones esperabas? Que lo comprendo, pero coño, ¿no lo has pensado bien? ¿de verdad creías que iba a ser todo color de rosa? ¿es que no has visto un niño en tu puta vida?
Últimamente se ha hablado mucho del caso de Samanta Noséqué que hizo un programa y todo con el preño y el parto y la pera limonera. Cuarenta años se gasta la tía. Tratamientos de fertilidad mediante para tener a sus retoños. Y ahora dice que pierdes calidad de vida y que no es más feliz ahora que tiene hijos de lo que era antes, frases que comprendo y comparto, y me parece estupendo que alguien las diga, hasta ahí, todo mi apoyo... ¿pero cuál es la sorpresa? ¿de verdad no se te había ocurrido eso antes? ¿creías que ibas a tener un nenuco? ¿Que era uno de los programas de 21 días haciendo no sé qué parida y luego ya se acababa la experiencia? Hija, que tienes una edad como para haberte dado cuenta de todo eso antes. Digo yo, vamos.
Y sí, hay mucha mierda dulcificada en torno al tema. Que tener hijos es lo más, que es una experiencia maravillosa, que es único, que blablablá. Y mucha presión ambiental para que seas madre. Y sé que ella se quiere referir a eso y quiere desmitificar el tema, pero es que no entiendo que alguien en su sano juicio crea que de verdad tener hijos es sólo cosas buenas. Porque nada en este mundo, nada, es sólo bueno. Todo tiene una contrapartida, un precio, una cruz en la moneda. Sólo es cuestión de ponerlo en la balanza y ver qué te compensa más. Y si con cuarenta años no lo has comprendido, es que eres medio tonta. Que sé que ella ha dicho que adora a sus niños y todo el rollo, que me sigue pareciendo bien que haya hecho esas declaraciones en un mundo estúpido en el que sólo se pueden decir cosas wonderfulosas. Y no estoy de acuerdo para nada con los que la critican. Sólo me sorprende que se sorprenda, porque de verdad, repito que no sé qué esperaba. ¿No había visto a ninguna madre hacer renuncias por cuidar de su hijo? ¿No ha tenido amigas hechas polvo por la depre postparto? ¿No ha visto a veces a su madre saturada? ¿No ha escuchado a nadie decir que a veces está hasta el moño de sus hijos? ¿No? ¿En qué mundo vive esta chica?
También conozco casos de mujeres que realmente no querían ser madres y por la presión de sus parejas o de sus familias o de simplemente la sociedad, han cedido, han tenido hijos y luego se han arrepentido. No arrepentido tipo “tiro a mis hijos por puente” pero sí en plan estar amargadas porque llevan una vida de mierda y no hacen lo que realmente quieren. Y yo esto sí que no lo comprendo. Me parece un tema lo bastante serio como para no dejarte convencer. Que porque te lo dice tu tía la del pueblo te puedes cortar el pelo y arrepentirte, pero tiene solución. Pero no puedes tener hijos “porque es lo que toca” o por cosas semejantes porque la responsabilidad es enorme, descomunal, y este la vas a comer con patatas. Así que piensa bien lo que haces, las consecuencias y los cargos que ello conlleva. Que es deseándolos mucho y posiblemente haya rachas que te tires de los pelos, como para encima no quererlos. Por eso yo sé que no los tendría bajo ninguna circunstancia. Ni por mi pareja, ni por mis padres, ni por nadie. Ellos tuvieron su elección y yo tengo la mía, así de simple. Yo, elijo los gatos. Y sí, quizás muera sola, me voy a perder la experiencia y todo lo que queráis, pero es MI elección.
Y así como reflexión final dejo la idea de que hay que conocerse mucho, pensar mucho, conversar mucho con uno mismo. Que todas las decisiones tienen sus ventajas y sus inconvenientes, pero que hay que sopesarlos bien. Que uno elige su camino y que no me vale el “yo esto no lo sabía, a mí esto no me lo han contado”. Que igual es simplemente que no lo has querido ver, que no te ha dado la gana de escuchar, que has pensado que tú estabas por encima del bien y del mal y que te iba a salir todo a pedir de boca porque tú lo vales. Y no, la vida no es así. A ver si maduramos todos un poquito y somos más conscientes de nosotros mismos y de lo que nos rodea. Coño ya.



21 comentarios:

  1. ufff que razón tienes, también hay gente que se queda preñada por que le hace gracia, por que són unos niñatos de mierda y no entienden que lo que se les viene encima no es un capricho y luego pasan un huevo de esa criatura y se la enchufa a los abuelos, que bueno, eso ya es otro tema a tratar, la de gente que tiene crios para que se los crien los abuelos y el abuso que hay, flipante; y ellos a seguir con la vida que llevaban de jauja y el crio llamando la atención para que les hagan caso... en fin... que es una cosa para pensársela bien pensada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De la maternidad totalmente irresponsable no he hablado porque directamente me parece que debería haber un carnet de madre y hay gente que no lo conseguiría.

      Eliminar
  2. A mi las madres arrepentidas, ahora de moda, me parecen unas taradas. No son completas, desde luego.
    Y ya si con 40 años te implantas dos embriones, comercializas el proceso pero luego los niños te cargan el rato que estás con ellos porque tienes tres niñeras... Te faltan varios veranos, siendo suave.
    ¿En serio te dan asco los niños? Me parece muy fuerte decir eso, pero bueno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver, igual no lo he expresado bien. No me dan asco los niños en sí, me dan asco sus cosas. O sea, me da asco el olor a leche, las babas, que se pringuen comiendo, que se metan todo en la boca, los pañales... Esas cosas.

      Eliminar
  3. Solamente un apunte, aunque entiendo tu discurso. Yo sí soy madre, y en los 11 años que tiene mi hija no he dejado de hacer NADA de lo que hacía antes de tenerla, ni he dejado de ser "yo". Te lo aseguro. Sigo yendo a festivales, sigo poniendo metal a todo trapo, sigo teniendo ataques de risa floja con los colegas. He incorporado a mi hija en mi vida y no al revés. No todas las que decidimos tener hijos en su día hemos mutado cual lagarto de V y hemos dejado de ser unas personas para pasar a ser exclusivamente "madres de otras", aunque estoy de acuerdo contigo en que éstas, haberlas, haylas. Demasiadas.

    Pero el resto existimos!!! promised!!!! Y queremos a nuestros enanos igual!!! y no están traumatizados ni nada por el estilo, al contrario, son personitas empáticas e independientes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entiendo lo que dices, hay madres que se lo toman de diferentes formas y sé que algunas exageran y que otras siguen siendo personas. Pero la resposabilidad sigue ahí. Si tienes hijos, aunque sean ya personitas de 10 o 12 años, no puedes decir "aunque sea miércoles hoy paso de todo y me voy a tomar unas cañas hasta las tantas" porque hay alguien que necesita la cena, el horario de acostarse o de lo que sea. Ser madre implica renuncias, como casi todas las decisiones en la vida, incluso para las que se lo tomen de forma más relajada.

      Eliminar
  4. una compañera de mi universidad que siempre decía que no tenía instinto maternal, al final tuvo dos hijos. en una ocasión dijo que se le estaba haciendo muy duro. me creo que no tuviera instinto maternal, porque era (y supongo que seguirá siendo) una tía con una lengua venenosa, que como les diga a sus hijos las cosas que nos ha dicho a otros, pobres de ellos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carnet de madre ya. Mucha gente no lo conseguía.

      Eliminar
  5. Estoy de acuerdo con tu reflexión. Yo elegí con conocimiento de causa tener hijos, y feliz de mi elección. No entiendo tener hijos por presión o por los demás. Y menos aún entiendo que con cuarenta castañas te pille de nuevas lo que es ser madre. Habrá un mensaje idealizado pero también hay miles de voces del sacrificio que supone. Además que es de lógica que tu vida va a cambiar y que es una grandísima responsabilidad.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. nada que añadir, lo has dicho perfecto :)

      Eliminar
    2. jajjaja.. matt me encantaaaassss!!!!!!!!!!

      Eliminar
  6. Pues yo, en la noticia, la dejé a Samanta este comentario:

    "Samanta, entiendo perfectamente el mensaje que quieres transmitir, pero no estoy de acuerdo. Para empezar dices que “tener hijos empeora la calidad de vida”, universalizando el término “calidad de vida”, cuando realmente es un término muy personal. La calidad de vida cualifica a la vida tal y como nosotros queremos vivirla. Y nuestra vida, si la estamos viviendo tal y como queremos, entonces nuestra vida tiene calidad de vida. Cada uno tiene un concepto de lo que es “tener calidad de vida”. Habrías estado mucho más acertada si hubieras dicho “mis hijos han empeorado MI calidad de vida”. Y tampoco creo que sea falso que uno sea feliz después de ser padre. Yo soy muy feliz después de ser padre, es lo que elegí sabiendo que iba a ser duro. Respeto que digas que no eres más feliz por ser madre, es lícito y normal que lo digas si así lo sientes, y además estoy seguro de que no eres la única que piensa así, pero por cada persona que no es feliz hay cinco que si lo son, y que te aseguro que no mienten a nadie cuando dicen que la paternidad les trajo la felicidad y que su calidad de vida ha mejorado. Un saludo y espero que sigas haciendo esos buenos reportajes que tanto me gustan."

    Está claro que cada uno es libre de elegir como quiere vivir y que en todos lados cuecen habas...
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece muy correcto, calidad de vida puede significar muchas cosas. Pero si para ti la calidad es lo que hacías antes hay que ser un poco bobo para pensar que los hijos no te lo van a cambiar.

      Eliminar
  7. Estoy muy de acuerdo con lo que comentas de Samantha y sus declaraciones. Vamos a ver: tienes 40 tacos, no eres ninguna cría y has conseguido "tu sueño de ser madre" (así lo decía en la cabecera del programa '9 meses con Samanta) gracias a un tratamiento de fecudación in vitro (y ahora se ha sabido que además mediante ovodomación). Vamos, que fue una decisión muy pero que muy pensada, porque una no se somete a toooooodo ese proceso (pruebas médicas, analíticas, hormonarse a lo bestia, coste económico, físico y emocional...) si no lo tiene clarinete. Sabías a lo que venías. Y ahora dices que "ser madre quita calidad de vida"? Se puede ser más cínica? Es que no sabías lo que implica ser madre?
    Ella dice: Es que nadie te prepara para esto, nadie te cuenta cómo es de verdad, se lanza una imagen "edulcorada"... ¿?¿?¿ Flipo!
    Y con todo, ella tuve bastante suerte embarazo y parto bastante buenos, así como el postparto, lo cual ya es decir mucho tratándose de gemelos; además de que debe de contar con mucha ayuda con los churumbeles. La mayoría de madres que conozco no puede decir lo mismo. Pero no se quejan, porque es algo que eligieron ellas.
    Entiendo que Samantha se refiere a cómo te cambia la vida, a que ser madre implica sacrificios, renuncias y preocupaciones. Que te quita tiempo libre e independencia; pero que te quita calidad de vida? Joder, ni que los hijos fueran una ciática o tener colesterol!
    En fin, mal, muy mal expresado. Aunque yo creo que no es más que un titular llamativo para vender el libro.

    Sobre el tema de ser madre, yo, tras mucho pensar, he decidido que sí quiero serlo. Nunca he sido una loca de los críos y tuve una época en la que incluso me planteé no tenerlos. Pero ahora tengo claro que sí quiero... con sus pros y sus contras.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también he pensado que sea un poco de márketing para vender libros, pero aún así me parece un poco... no sé.
      Me parece bien que cada uno tome sus deciciones, pero que lo haga de forma consciente y sabiendo lo que hay.

      Eliminar
  8. Si es que al final es lo mismo de siempre. Si dices que quieres tener ocho hijos, malo. Si no quieres tenerlos, malo. Si dices que la maternidad es un camino de rosas habrá quien se te tire al cuello chillando lo cansada que está ella con sus churumbeles y si opinas que no es lo que esperabas, pues eres mala madre. Entiendo que con la edad que tiene debería saber desde antes que no todo iban a ser unicornios rosas pero a veces uno tiene ciertas expectativas y luego se da cuenta de que eso no es lo que más feliz le hace. No creo que se arrepienta de ser madre pero tal vez esperaba más. Y hay que tener los ovarios bien puestos para decirlo públicamente sabiendo la que te viene encima. Sólo por eso, tiene todo mis respetos (aunque también pienso que un poco pava sí parece).

    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo he dicho también que me parece estupendo que lo diga. Y que la gente opina sobre las vida de los demás como si realmente le importara lo que haces o dejas de hacer. Lo que me rechina es que con 40 años digas que no te lo esperabas, hay que ser pava.

      Eliminar
  9. Yo creo que Samanta se refería cuando dijo que no es más feliz desde que es madre, a que antes de serlo ella ya se sentía feliz y completa, y que su felicidad no depende de ser madre o no... Yo no sé si le ha decepcionado la maternidad o si no era lo que ella esperaba pero desde luego como dices, la maternidad No es un camino de rosas por muchas niñeras que tengas.

    Eso sí, creo que podemos compartir o no lo que dice pero tiene todo el derecho del mundo a expresarlo, Sobretodo por desmitificar el ámbito de la maternidad y lo que decías de que parece que una mujer no está completa hasta que no lo hacen terceros.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si yo entiendo lo que quiere decir y repito que me parece estupendísimo que lo diga. lo único que critico es que diga que nadie le había dicho que ser madre era muy duro, porque me parece que hay que ser medio lerda para pensar que la maternidad es una fiesta y que la vida no te cambia.

      Eliminar
  10. te juro que justo cuando he llegado al parrafo del "esto es un rollo patatero".. yo ya estaba pensando "madre míaaaaaa... ¿porque la gente que tiene hijos no valorara estos caracruces antes de tener un niño??????"

    jodo, no sabes como te comparto, principalmente en que cada uno debería conocerse más y saber una base mínima de lo que es "ser la madre o padre de un niño"..

    ojalá te escuchen muchas de esas personas y les haga un click, y se lo replanteen y de verdad decidan sabiendo lo máximo posible sobre las implicaciones de ser padre. ojalá.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! Yo creo que es de perogrullo que una decisión así de importante hay que pensarla bien, pero hay mucha cabeza hueca por el mundo...

      Eliminar

Estás aquí, has leído... así que comenta hombre ya!!