martes, 22 de enero de 2019

El churro dorniense


Salir con un dorniense (a.k.a andalú), tiene sus ventajas. Puede enseñarte a bailar sevillanas. A no ser que sea sieso como el mío. Puede prepararte rebujito y pescaito frito. A no ser que sea sieso como el mío. Puede llevarte a la feria. A no ser que sea sieso como el mío. Puede tener casa en la playa o en sitios de veranero guay. A no ser que sea del mismo Dorne donde los pájaros caen fritos de los árboles desde mayo hasta noviembre, como el mío.
¿Y por qué entonces sigo enamorada hasta las trancas de mi dorniense particular? Pues porque tiene el torso como un puto dios griego y cada vez que le veo quitarse la camiseta pienso “joder, a este me lo foll***...”
Ejem.
Decía que los dornienses tienen sus ventajas aunque ahora mismo no recuerde así concretamente cuáles. El problema es que también tienen sus “cosillas”. Entre esas “cosillas”, destaca el hecho de que a veces se hace casi imposible entenderse. Y sí, hablamos todos lengua común, pero se ve que hay cosas que se pierden por el camino. Hace siete años que conozco al Niño y aún a veces dice cosas que no logro descifrar.
El otro día por ejemplo tuvimos por enésima vez una conversación absurda sobre los churros. Siete años y aún no nos entendemos con algo como un puto churro. Fue algo así:

  • Nene, han abierto una churrería en el barrio, donde estaba el restaurante de wok ese que siempre estaba vacío y...
  • Pero es una churrería o no es una churrería. Que aquí cualquier cosa creéis que es una churrería y no.
  • Pues... pues... eh... pone “churrería” en la puerta. Y venden churros. - no sé si esto es suficiente.
  • ¿Pero churros de verdad o de lo que aquí llamáis churros?

Ya empezamos con los tecnicismos. A ver, yo hace ya más de 25 años que tengo una casa en Pueblodelsur y que sé que los churros andaluces son un poco diferentes. Allí se hacen en roscas grandes, son mucho más baratos que aquí y la masa es parecida a nuestras porras, pero no exactamente igual, es más fina y un poco más compacta. Y lo que nosotros llamamos churros, ellos los llaman de lazo o de patata (y puede que de más formas, no lo sé) según la zona. Así que claro, es todo un poco confuso. Pero yo estaba decidida a hacerme entender para conseguir que una mañana de domingo me comprara churros porque me encantan. Y me gustan todos, los andaluces, los churros de lazo y las porras. Lo que sea.

  • A ver, cariño, hacen churros... sólo que en Madrid no existen lo que tú llamas churros.
  • O sea, que no hay churros.
  • Sí, sí hay, pero de los de aquí. Hay churros y porras.
  • ¿Las porras no son mis churros?
  • No, las porras son más gordas y más huecas que tus churros.
  • ¿Y tus churros?
  • Esos son lo de forma de lacito.
  • Los de patata, vaya.
  • Sí. - no voy a volver a discutir lo absurdo de llamar a algo “de patata” si no llevan patata, ni están hechos con patata, ni saben a patata, ni se acompañan de una ración de patatas.
  • Vale, pero entonces es una churrería. Con su señor churrero y eso, que los hacen en el momento.
  • Que sí....
  • Pero no hacen churros.
  • Sí hacen, pero diferentes.
  • Entonces no son churros.
  • Nene, son churros y porras, sólo que es diferente que en Dorne, coño. Aquí hay churros con forma de lazo y porras. Lo que no hay es lo que tú llamas churros, que aquí directamente no existen.
  • Bueno, vale. ¿Y tú qué quieres que traiga un día?
  • Pues no sé, unos churros...
  • ¡¡Pero si dices que no hay churros!!
  • Mira, ¿sabes qué? Que mejor hacemos tostadas.

11 comentarios:

  1. durante las navidades y hasta la segunda semana de enero pusieron un puesto de churros en la plaza que hay al lado de la boca de metro de ciudad lineal. doy clase por esa zona. un día pillé media docena para mi madre, y en el metro sostuve la bolsa como pude para que no se rompiera y no goteara aceite.
    el niño chico es muy majete. lo pasamos bien aquella tarde.
    besos!! y nunca descuidemos a los amigos. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De descuidar a los amigos nada, a ver si quedamos un día... a comer churros o a lo que sea!!
      :)

      Eliminar
  2. Solo diré una palabra: Tejeringos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es lo que necesito, más conceptos que hagan todo aún más confuso. No, gracias XDDD

      Eliminar
  3. jajajajaja me he reído mucho con la conversación.

    En mi casa pasa algo similar y eso que el mío no es del sur. Tiene palabras con su madre que dicen que existen y que son de pueblo castizo de toda la vida y yo sigo pensando que se las han inventado ellos.

    Que se le va a hacer! jajajaja

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces entenderse es más complicado de lo que parece :)

      Eliminar
  4. Jajajaja, he vivido 7 años en Dorne... jaja inicialmente también tuve la crisis de los chorros de rosco y churros de "papa". Da igual lo que digan. .. siempre puedes contraatacar con la definición de "chaleco" y lo absurdo que es que digan "chaleco sin mangas"... jaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El chaleco (jersey), los botines (zapatillas de deporte), la maleta (mochila) y las mil cosas que dicen MAL. Siete años y aún a veces no entiendo a qué cojones se refiere cuando me dice cosas. Dorne es un mundo aparte :)

      Eliminar
    2. Por no hablar de otras grandes definiciones: chícharos (judías blancas para mí...), habichuelas (judías verdes... aunque yo me imaginaba ahí el cuento de la habichuela mágica siempre) y otras grandezas como "fatiga" para referirse a las náuseas... (claro, que ahora donde vivo a las náuseas le dicen "angustia"... así que no sé qué prefiero) jaja

      Eliminar
  5. Jajajajaja. El churri a veces se desespera conmigo porque, pese a haber nacido aquí, haber vivido aquí mis primeros trece años y llevar nuevamente aquí desde los 23, no puedo ocultar que pasé diez años fuera de este bendito país, por lo que es inevitable que a veces se me escape alguna palabra que aquí no se usa y me percate, al ver la cara de desconcierto del churri, que voy a tener que traducir. Jajajaja. En fin, eso es intercambio cultural y está muy bien para enriquecerse mutuamente. Besotes!!!

    ResponderEliminar

Estás aquí, has leído... así que comenta hombre ya!!