martes, 14 de junio de 2016

Sor Espectro

A mí esta boda me va a dar para escribir un libro. O para una úlcera, no lo sé aún.

Cuando el melón de Bombita decidió casarse y blablá, no se dudó ni por un segundo que fuera en el pueblo de ella y donde él trabaja. A mí las bodas me dan pereza y las de los pueblos, más aún porque se alargan eternamente y entre la cena del día de antes y la comida del de después, aquello termina siendo una boda gitana sin ritual del pañuelo. O eso espero.
El caso es que, obviamente nos teníamos que quedar a dormir. Bombita nos aseguró que no habría problema, que nos podríamos quedar en el mismo hotel donde se celebra el convite. Luego dijo que no, que en el hotel no porque había pocas habitaciones y serían para la gente que las necesitara por causas mayores (gente con hijos pequeños, abuelos muy mayores, personas enfermas, etc) y vale, lo entendí. Nos dijo que nos mandaría al hostal, que tiene pinta de ser la pensión de la chinche, pero vale.
Pasaron los meses. Cada vez, cada jodida vez que nos veíamos, lo mismo, “Bombita, dónde vamos a dormir” y él, lo mismo, “no os preocupéis que está todo arreglado.” Evidentemente, eso no responde a la pregunta. Y tanta evasiva en plan político, a mí me empezó a dar mala espina.
Ayer ya me harté y mandé un wasap al grupo preguntando dónde íbamos a dormir con la excusa de mirarlo por internet. Mi horror empezó cuando Bombita me respondió que por internet no lo iba a encontrar. Que no era el hotel. Ni el hostal de Casa la Chinche. Ni nada que se le parezca. Que íbamos a dormir en un convento abandonado.


WHAT THE FUCK ARE YOU TELLING ME????

Pues resulta que sí, que vamos a dormir en un convento, o lo que hace siglos (literalmente) fue un convento y que está abandonado. Peeeero, no hay problema porque a veces, ojo, a veces, se usa. “Para cosas de curas o algo así” cito textualmente. Pero allí no atiende nadie, ni hay personal, ni hay nada. O sea, que supongo que saldrá a abrirnos Sor Espectro. Y dormimos en la parte del noviciado, o sea, en celdas de cuatro paredes y una cama. Austeridad al poder, oiga. En medio de mi más terrible estupor, pregunté si al menos había baño. Y sí, claro que hay. UNO. Uno para todos, como los mosqueteros. Aunque, según la novia, no hay problema porque hay tres duchas, tres wc y dos lavabos. Ah, pues qué bien, oye. Cinco mujeres teniendo que arreglarse para una boda con dos lavabos y un número no conocido de espejos. Pues bien, muy bien, estupendo todo.

Nota mental 1: llevarme un espejo de mano en la maleta.
Nota mental 2: casarme por venganza y alojar a Bombita en la Posada la Chinche.
Nota mental 3: llevarme una palmatoria con velas, un camisón largo y un gorro de dormir para saludar a Sor Espectro como la ocasión lo merece.

Nota mental 4: me cago en mi vida, en las bodas, en el pueblo de la mancha de cuyo nombre no quiero acordarme y en la reputísima madre que lo parió.

10 comentarios:

  1. Jajajaja. ¿En serio? De aquí vas a sacar muchísimos posts... En la nota mental cinco añadiría una cámara de vídeo y una grabadora, que lo mismo pillas imágenes rarunas o psicofonías y se las puedes mandar a Iker.

    Esto promete mucho. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mismo dije yo... "en serio??" llevo cámara de fotos para el bodorrio, a ver cómo de inspirada y de valiente me siento. :D

      Eliminar
  2. Me parto. A mi me encanta esta boda y el juego que está dando.
    Sigo riendo.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo dicho, me va a dar para escribir un libro! :D

      Eliminar
  3. Madre del Señor... A mí ya solo de leerte me da miedito, vamos que yo paso de Sor Espectro y compañía porque me acojono viva :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bah, a mí mucho miedo no me da, pero la verdad es que tampoco me apetece mucho. Casi que lo que más me acojona es compartir baño!! XD

      Eliminar
  4. es verdad, luego la gente se empeña en casarse en el quinto pimiento. una compañera de mi universidad se casaba en un pueblo de ávila y la gente tenía que hospedarse en una casa rural que había por allí. pero lo del convento abandonado lo supera...
    ánimo, ya nos seguirás contando...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo del convento lo supera todo, al menos dará para contar historias :)

      Eliminar
  5. Jajaja si te casas por venganza avisa con tiempo xDDD

    Besos, flor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el hipotético e improbable caso de que me case, os enterarnos a su debido tiempo, o sea, un mes después. :V

      Eliminar

Estás aquí, has leído... así que comenta hombre ya!!