viernes, 27 de enero de 2017

Mucho sueño y poca nocilla

Yo este año me había propuesto comer sándwiches de nocilla calientes cuando me apeteciera. Así como emoción máxima. Aún no ha terminado enero y ya me he gastado una cifra de las que marean en veterinarios, he estado súper enfadada, súper disgustada, súper preocupada y bastante feliz porque al final todo ha ido saliendo adelante. Por suerte Ron está estupendo otra vez, vuelve a ser el gato enorme, sano y comilón de siempre. Vuelve a estar contento y feliz, correteando con su hermanita, tomando el sol por las mañanas y pidiendo de comer a todas horas. Pero qué mes más tonto y con menos nocilla.
Y para poner la guinda, Maya está con su primer celo. Eso significa que en febrero seguiré gastando importantes cifras en veterinarios y comiendo poca nocilla. Y luego la gente me dice que por qué no quiero hijos. Mira, antes me echo a vivir al monte.
Para colmo de los despropósitos, no sé qué me pasa últimamente que duermo como una marmota. Yo que en cuanto estoy más de cinco horas en la cama las sábanas empiezan a pincharme, estoy durmiendo una cantidad y con una profundidad que me asusta. Además que me acuesto pronto, duermo hasta las 10 porque no hay forma de despertarme antes (más si es fin de semana), me echo siesta, me caigo dormida por las esquinas después de cenar... igual me ha picado la mosca tsé-tsé. La verdad es que supongo que no es algo grave, pero estoy un poco preocupada. No es normal en mí está ingente cantidad de sueño insaciable. Además que tengo sueños, no me entero de lo que pasa a mi alrededor, no oigo el despertador del Ross, no me entero si me cae una bomba. Caigo en unos estados semi comatosos. Y eso, francamente, me quita mucho tiempo de hacer las cosas que me gustan. Entre ellas, comer nocilla.
En fin, como propósito de febrero espero dormir algo menos y poder actualizar con más regularidad, contar unas cuantas cosas absurdas que me han pasado y que tienen su gracia y de paso, comentar vuestros blogs. Os leo, pero en la sombra. No tengo tiempo ni medios para comentar porque desde el móvil a veces lo consigo, a veces no.

De todos modos, gracias por no abandonarme. Y por vuestros buenos deseos para Ron. Volveré, como Terminator .

12 comentarios:

  1. Hola.
    Vaya, sé lo que es arruioarse en veterinarios pero al menos todo va mejor. El celo de las gatas es horrible, una de las mías era escandalosa a tope, uffff. Yo llevo desde el verano con temas veterinarios, y eso que tengo tantos bichos que me hacen descuento de familia numerosa, y es cierto, pero cobran hasta por respirar, pero claro, yo jamás les privaría de lo que puede curarles.
    Un besito y seguro que pronto te pones morada a sandwiches de nocilla caliente.
    Ahhhh y no te agobies por lo de dormir, puede ser estrés, a mí me pasó, o la tensión un poco baja, seguro que es algo así. Sayonara, baby.

    ResponderEliminar
  2. Está claro que necesitas comer nocilla... ya!!!
    Eso, o que te estás haciendo mayor, una de dos...
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que es un poco de ambas cosas :)

      Eliminar
  3. me alegro mucho de que ron esté bien. espero que no vuelva a tener más problemas, y que juegue mucho con su hermana pequeña maya.
    si volvemos a quedar, te llevaré -aparte del retrato de ron y tú- un tarro de nocilla. te gusta más la bicolor o la clásica? ;)
    besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! El problema es que tiene que ser sin lactosa, no es de la marca nocilla y además es muy cara, así que no te preocupes, me vale de sobra con el retrato que tengo muchas ganas de tenerlo! :)

      Eliminar
  4. Ron es un campeón (rima y todo). No lo dudé ni por un minuto!!
    Los celos de las gatas son algo insufrible. Cuando los gatos son cachorros o están malitos se te va un dineral. Ya verás cómo en cuanto Ron ya esté bueno del todo y Maya sea un poco más mayor, la cosa mejora y puedes comer toda la nocilla que quieras. Besotes!!!

    ResponderEliminar
  5. Me alegro de que Ron este mejor. Lo del sueño ese que tienes, yo también me pasó la vida con sueño y sin posibilidad de darme gusto durmiendo. Te leía con envidia, así que piensa que podría ser peor: a las 8 en la Ofi, durante la anhelada siesta vigilando a la pequeña salvaje, y por la noche depende del día. Arggggg, mi reino por una cura de sueño.
    Un beso y que le puedas dar duro a la nocilla!

    ResponderEliminar
  6. Bueno mujer, seguro que de ahora en adelante puedas comer muchos más sándwiches de nocilla y volver al blog al 100%.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Bueno mujer, seguro que de ahora en adelante puedas comer muchos más sándwiches de nocilla y volver al blog al 100%.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Bueno mujer, seguro que de ahora en adelante puedas comer muchos más sándwiches de nocilla y volver al blog al 100%.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. ostras, que suerte poder dormir tanto.... yo aprovecho los findes y me pego unas siestas de abuelo que no veas!!! lo del sueño puede ser por el cambio de tiempo, por que no tienes pareja no?? por que sinó igual estas embarazada jajajajaj... es broma! que bien lo de Ron, me alegro... y lo de Maya, has pensado en castrasla? por que lo pasan fatal con el celo... besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo pareja, pero también tengo hormonas a porrillo por el cuerpo, así de preño nada! Jajaja
      Maya obviamente va a ser castrada, pero hay que esperar a que tengan el primer celo para que se complete su desarrollo, así que tengo que esperar un poquito :)

      Eliminar

Estás aquí, has leído... así que comenta hombre ya!!