viernes, 17 de diciembre de 2010

a partir de ahora, llamadme señora presidenta

Ayer fue un día completito. Entre otras cosas he tomado el poder. Ahora me siento más fuerte y poderosa porque soy la presidenta de la comunidad. Me siento la pera limonera, oyes.
El caso es que en diciembre del año pasado ya tuve le primera reunión de vecinos de esta nuestra comunidad y les tocaba ser los presis a los vecinos de enfrente mía, alias Roncador y señora. Obviamente, este año me toca a mí.
Ayer bajé al portal con el resto de vecinos e hicimos investidura oficial. Me dieron un manojo de llaves que no sé dónde he metido y una especie de taper de plástico gigante lleno de libros de actas, archivadores y carpetas que fue directamente al trastero. Me explicaron un montón de cosas que tengo que hacer y no recuerdo. Creo que dije “que sí que sí” a todo sin hacer ni puñetero caso. Bueno, no creo, afirmo. Asentí como un mono amaestrado y no me enteré ni del nodo. Ya veré cómo me apaño.
El caso es que ahora soy la señora presidenta y el señor ron-ron, presidente consorte. La vida es otra, cantamos en “I have the power” por la casa. Estoy pensando en hacer derramas y convertir esto en la nueva versión de aquí no hay quien viva.
Y ya puestos, me he inspirado tanto que hoy he puesto la casa en modo navideño. He llenado todo de bolas de colores, espumillones, campanas y angelitos. Aunque no tengo cámara intentaré hacer alguna foto y ponerla para que se vea mi súper-espíritu-navideño-que-te-pasas.
Por lo demás, cada día estoy mejor, más contenta, más ilusionada, más llena de proyectos y más yo. El apoyo que recibo no tiene precio, el vuestro incluido. Así da gusto caminar.

1 comentario:

  1. Ole, ole y ole!
    Seran muchos quebraderos de cabeza, claro esta, asi son los vecinos, pero da gusto ocupar la mente en otras cosas y tomar riendas, yo creo que esto es una señal, estas tomando las riendas de tu vida, las de tu casa, las de tus relaciones, las de la comunidad... esto es todo de tomar riendas Naar (me cuesta no llamarte por el otro nombre pero digo a ver si poniendolo luego alguna persona non grata pone el nombre antiguo en google y encuentra esto, asi que Naar se ha dicho)(joder que paranoica soy..)
    Pues eso, que me alegro y que sigo al otro lado, cubiertita de nieve (vaya coñazo de puñetera nieve, dicho sea de paso) pero aqui sigo.
    Un besazo

    ResponderEliminar

Estás aquí, has leído... así que comenta hombre ya!!