martes, 13 de octubre de 2015

pilas cargadas a tope

Os pongo en situación: El Ross y yo en casa de Pelirroja mirando por el balcón, móviles en mano. Bombita y su novia nos aseguran que están llegando pero se retrasan más y más. Están al lado, pero dando vueltas por el pueblo un tanto desorientados. Pelirroja ya ha entrado en el garaje con Reichel y Rulas, que recién llegados de Holanda no tienen ni idea de que les estamos esperando para darles una sorpresa. Nosotros al borde del infarto. Un minuto más y se encuentran en el portal. 30 segundos más y también. Por los pelos es poco.
Reichel se sorprendió tanto que tardó en reaccionar. Rulas no sabía ni en qué idioma darnos las gracias y sólo nos abrazaba fuerte y sonreía más de lo normal, lo que yo pensaba que era imposible. Bombita casi se ahoga subiendo las escaleras y a su chica casi le da un infarto. Sin embargo, lo más sorprendente de todo es que salió bien. Porque mira que nuestro grupo es un desastre y al final siempre sale todo fatal, pero no. Sorpresa, abrazos, besos y alegría a raudales. Qué bello es vivir con vosotros, qué fácil la felicidad a vuestro lado. Qué inmensos sois, copón.
En fin, el caso es que el viaje ha sido un éxito. Y eso que han faltado algunos. Flumi trabajaba y Gordito y su mujer tenían una boda. Pero bueno, han estado de espíritu.
Los demás hemos hecho de todo. Hemos tomado el sol, comido paella, paseado por la playa, bebido cervezas, visto el rugby y hablado hasta las tantas. Hemos disfrutado como enanos. Han pasado los años, la gente se casa, Reichel se preña y hay cosas que cambian, pero hay otras que permanecen. Cada vez es más fácil asumirlo. Cada vez es más sencillo saber que somos los mismos pero distintos, que hemos cambiado, pero permanecemos. Cada vez los 30 suenan menos mal porque compartimos más pasado, más historias, más confianza, más complicidad, más recuerdos. Cada vez la vida es más acogedora entre sus brazos.
Yo me traigo un montón de cosas buenas. He descansado como hacía años que no hacía. He caído rendida en la cama y me he levantado contenta, me he estirado en la terraza al sol con el sonido del mar de fondo, he desayunado entre risas y me he arreglado codo con codo con la novia de Bombita en el mismo espejo, cogiéndole más cariño y más confianza por momentos. Qué buena chica, joder, cómo me alegro de que se casen. He tocado la barriga aún inexistente a Reichel porque dentro está mi sobrino al que voy a adorar. Me he abrazado con Bombita porque me ha dicho una frase que pensé que nunca iba a llegar a escuchar. Con Pelirroja todo tan natural y tan fantástico como siempre. Me he reído, me he sincerado, he escuchado, he hablado, me he mojado los pies en la playa. He sido feliz y libre y tranquila. El aire de levante se ha llevado un montón de negatividad de mi cabeza y me ha desfruncido el ceño. Me ha purificado y fortalecido. Y sí, vengo nueva y llena de energía. A ver si me dura.

Y eso. Que aunque no me leáis, os quiero. Os quiero a reventar. Porque sois mi casa, mi familia, mi lugar en el mundo. Sois los mejores amigos que podría tener, sois las personas con las que soy como soy, como quiero ser, como me da la gana de ser. Sois mis mejores recuerdos, la mejor parte de mi vida, mi presente y el mejor de los futuros. Porque sé que las circunstancias cambian pero nosotros permanecemos. Y todo seguirá cambiando, pero encontraremos la forma, buscaremos el modo. Y os querré toda la vida.  

14 comentarios:

  1. Que bonito post, porque se ve que eres feliz y efectivamente disfrutaste mucho esos días

    Saludos!!

    Y que las cosas sigan saliendo bien :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, ha sido un buen finde y sí, esperemos que venga una racha buena, que ya es hora también :)

      Eliminar
  2. Madre mía! Aún recuerdo tu historia con Ross!! Q tiempos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. uf, y la historia continúa!! algún día igual me animo y os la cuento :)

      Eliminar
  3. ¡Qué bonito!

    Qué gracia, tus amigos parecen personajes de Aída con esos nombres tan simpáticos xDDD

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienen nombres relativamente normales, pero en el equipo de rugby se ponían apodos y son como les llamo siempre. Además vienen al pelo para no dar nombres reales en el blog ;)

      Eliminar
  4. Esa amistad de vez en cuando es mas bonita que la amistad de cada dia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una amistad que dura más de una década, en la que nos vemos todo lo que podemos a pesar de vivir en ciudades y hasta países distintos y en la que nos acompañamos en lo bueno y en lo malo no es una amistad de vez en cuando, digo yo.

      Eliminar
  5. Estar con amigos con los que de verdad tienes confianza siempre es muy reconfortante. ¡Atesora estos momentos!

    ResponderEliminar

Estás aquí, has leído... así que comenta hombre ya!!